SERVICIOS - TRANSPORTE

PUBLICIDAD

¿Qué transporte debo usar?









En los pueblos pequeños existe la costumbre de caminar hasta la iglesia o hasta el lugar donde se realizará la boda y de allí a la recepción. Los vecinos salen a saludar y todo se convierte en una gran festividad. Esto desde luego, no puede ser posible en una gran ciudad por lo que es necesario decidir cómo vamos a movernos de un lugar a otro.


Para ese día tan especial deseamos tener a nuestra disposición un vehículo a la altura del momento. No hay nada establecido sobre cómo debería de ser; podemos escoger el de nuestro padre, el de un amigo, un último modelo, un descapotable o una antigüedad de los años cincuenta o sesenta. También, podemos optar por alquilarlo y aquí cabe la posibilidad de una limosina. Si la boda es en el campo podríamos llegar en un coche tirado por caballos; y si es en la playa, en un bote por el mar.


En todos los casos, debemos pensar en la decoración del transporte. Algunas quisiéramos algo discreto, otras en cambio haríamos todo lo posible por llamar la atención.



PUBLICIDAD












PUBLICIDAD