PRESUPUESTO

PUBLICIDAD

¿Cómo puedo reducir los costos del presupuesto?




Lo primero que debemos hacer es establecer un orden de prioridades, decidiendo lo que es esencial para nosotros y determinando aquello de lo que podemos prescindir.


Por ejemplo, sabemos que el número de invitados y la categoría del lugar en donde se realice la recepción son dos aspectos que hacen mover los costos de forma rápida. Dependiendo de cuáles sean nuestras prioridades podremos: o realizar una recepción con muchos invitados en un lugar sencillo o por el contrario celebrarla en un lugar exquisito con un número reducido de personas.


A la hora de quitar y poner, debemos ponernos de acuerdo juntos en pareja, porque puede darse el caso que lo esencial para él no lo sea para nosotras.


Con las siguientes sugerencias podremos abaratar los costos:



  • Realizar una decoración sencilla sin muchos adornos y luces

  • Escoger una iglesia no colonial

  • Reducir los invitados a familiares y amigos más íntimos

  • Confeccionar invitaciones por familias y por parejas

  • Alquilar el vestido de la novia y el traje del novio en vez de comprarlos

  • Escoger un lugar sencillo y económico para realizar la recepción

  • Realizar la celebración en la mañana o en la tarde

  • Realizar la boda de día donde el vestido de la novia y el traje del novio son más sencillos

  • Escoger un menú a base de carnes y pastas evitando platos exóticos

  • Realizar un cóctel o brindis en vez de un banquete tipo buffet o servido

  • Contratar un DJ para la música en vez de utilizar la música en vivo

  • Utilizar flores de producción nacional para la decoración

  • No regalar souvenirs a los invitados o entregar uno por familia o pareja

  • Descartar el uso de efectos especiales

  • Pagar por un número no muy grande de fotos profesionales

  • Realizar la sesión de fotos durante la celebración y evitar un segundo día de maquillaje, peinado y alquileres

  • Brindar con vino espumante en vez de con champaña

  • Comprar las bebidas en una licorería

  • No ofrecer tragos elaborados y sólo brindar vino blanco y tinto

  • Realizar la luna de miel en un hotel nacional, en vez de ir al extranjero



PUBLICIDAD












PUBLICIDAD