CEREMONIA

PUBLICIDAD

¿Boda civil o religiosa?




Cuando tomemos la decisión de casarnos debemos elegir si vamos a hacerlo ante Dios o sólo ante las autoridades administrativas. Esa elección dependerá, en la mayoría de los casos, de nuestras creencias religiosas.


En algunas parejas, en las que cada uno profesa una religión diferente, la celebración de un matrimonio civil es una solución. También lo será para aquellos que son ateos o agnósticos.







Es importante estar consciente que el matrimonio católico es indisoluble salvo algunas excepciones. Sólo cuando uno de los miembros de la pareja fallece, la persona viuda puede volverse a casar por la Iglesia Católica. Y aunque también se pueda solicitar la anulación del matrimonio, ésta requiere de un largo proceso y sólo puede ser otorgada por la Santa Sede. Por este motivo, para algunas parejas, la boda civil es su única opción.


Generalmente, para realizar la ceremonia en otra Iglesia o en otra Confesión Cristiana que no sea católica, se exige obligatoriamente como condición previa la realización del matrimonio civil. Esto es porque en algunos países, el Código Civil sólo da carácter jurídico al matrimonio realizado según el Rito de la Iglesia Católica, o sea que los efectos legales y sociales de ambos son los mismos.



PUBLICIDAD












PUBLICIDAD