VESTIMENTA - VESTIDOS DE NOVIA

PUBLICIDAD

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de buscar y probarme el traje de novia?




Tanto si optamos por confeccionar nuestro vestido con un diseñador profesional, si decidimos comprarlo o si consideramos alquilarlo, tendremos que visitar muchos lugares y hacernos varias pruebas. Tenemos que estar dispuestas a probarnos muchos, pero muchos vestidos hasta encontrar el que nos agrada. Seríamos muy afortunadas si de una vez encontramos el que es de nuestro agrado.


Para todas estas diligencias de búsqueda del vestido ideal es bueno que tengamos en cuenta estos consejos:



  • Hacernos acompañar por una persona de nuestra confianza que realmente nos diga la verdad sobre cómo lucimos y cómo nos queda cada traje, incluso por detrás, ya que debemos tener en cuenta que los invitados nos verán por detrás durante casi toda la ceremonia.

  • No nos dejemos atormentar por las opiniones de muchas personas. Valoremos las experiencias de los vendedores y diseñadores, pero tengamos siempre presente que somos nosotras las que elegimos y decidimos según nuestros gustos y estilos lo que realmente queremos y nos complace.

  • No temamos en ser insistentes en nuestros gustos y preferencias.

  • No descartemos vestidos de novia sin antes probárnoslos.

  • Un vestido luce diferente cuando lo tenemos puesto con los complementos correctos. Por ello, en cada prueba debemos ponernos los zapatos que usaremos o unos con el tacón del mismo tamaño. También, utilicemos una ropa interior similar a la que usaremos el día de la boda. Algunas tiendas especializadas proporcionan los accesorios adecuados para cada modelo.

  • Es recomendable que nos probemos el vestido con el cabello recogido, si es que así lo llevaremos el día de la boda, para poder darnos cuenta sobre detalles del escote y del cuello.

  • Comprobemos si tenemos la adecuada movilidad de los brazos y si no es demasiado estrecho. Necesitamos que nos permita caminar con facilidad,  recordemos que hasta bailaremos con ese vestido puesto.



Por último, algunas cosas importantes que no debemos olvidar:



  • Establezcamos desde el principio el presupuesto que tenemos destinado para el vestido, Es necesario que se lo comuniquemos claramente al vendedor o diseñador para evitar sorpresas desagradables al final.

  • Conozcamos las condiciones de la compra o alquiler que nos ofrecen, la posibilidad de que nos guarden el vestido hasta días antes de la boda y las políticas referidas a reclamos, devoluciones y garantías.



PUBLICIDAD












PUBLICIDAD