LO ESENCIAL - ANILLO DE COMPROMISO

PUBLICIDAD

¿Qué tener en cuenta a la hora de comprar el anillo de compromiso?




Al buscar un anillo que será para toda la vida, tenemos que tener en cuenta la calidad en la estructura, en el diseño y en el metal que escojamos. Si no vemos en la pieza que deseamos comprar, una marca que identifique su calidad, entonces preferiblemente no deberíamos decidirnos por ésta.


Igualmente, si vamos a hacer una inversión en la piedra debemos tener garantía de la calidad de la misma y de su valoración en el mercado.


Lo primero, es visitar las distintas tiendas que gozan de prestigio en el área y solicitar que nos muestren las diferentes piezas que poseen, partiendo de nuestro presupuesto y de la intención de la compra. Después, antes de decidirnos, debemos comparar calidad, precios y servicios y si no tenemos claro lo que vamos a comprar, dejémonos guiar por los expertos.

               

Antes de comprar asegurémonos de:



  • Conocer las posibilidades de realizar varios pagos y la forma en que esto hace variar el precio total.

  • Consultar sobre la política de reembolso y devolución.

  • Verificar las marcas apropiadas en las joyas metálicas.

  • Preguntar si las perlas son naturales, cultivadas o de imitación.

  • Preguntar si las piedras preciosas son naturales, creadas en laboratorios o si son de imitación.

  • Preguntar si la gema ha sido tratada. De ser así, consultar si el cambio es permanente o no, y si requerirá de cuidados especiales.

  • Comprobar si el joyero escribió en el recibo de venta toda la información que nos confió en el momento de la compra.

  • Exigir los certificados de autenticidad o de garantía para aquellas prendas que los incluyen.


Si somos de los que nos agrada comprar por Internet tendremos que tener en cuenta los siguientes consejos:



  • Realizar la compra a empresas que conozcamos o que hayamos investigado previamente para garantizar así que se trata de una empresa legítima.

  • Preguntar sobre todos los detalles referidos al producto que vamos a comprar, así como las políticas de reembolso y devolución.

  • Procurar una dirección no electrónica a donde podamos escribir, o un número telefónico al cual podamos llamar, en caso que tengamos dificultades con el envío o con el producto en sí.



PUBLICIDAD












PUBLICIDAD