LO ESENCIAL - ANILLO DE COMPROMISO

PUBLICIDAD

¿Quién compra el anillo de compromiso?




La tradición sigue siendo que el novio le regale un anillo de compromiso a la novia para dar fe que habrá boda pronto. Esta costumbre, que se remonta al siglo XV, sigue vigente.


Usualmente, él lo compra y nos lo entrega en un momento propicio, sorprendiéndonos cuando abre el estuche o cuando lo coloca dentro de la copa de vino o encima de un postre. El novio crea un momento especial para la ocasión, que aunque estará determinado por su creatividad y sensibilidad, siempre estará cargado de simbolismo para nosotras.


Algunos novios optan por entregarnos una joya de familia, dando así continuidad generacional. Estas piezas a veces tienen que enviarse a joyeros para ser ajustadas, pero a pesar de este inconveniente, la belleza de ellas es innegable.


Actualmente, dejando a un lado el sentimentalismo, lo práctico ha ido ganando terreno y muchas parejas deciden ir juntas de compras para escoger el anillo, discutiendo abiertamente los precios, el diseño y las características de la piedra.


PUBLICIDAD












PUBLICIDAD