CEREMONIA

PUBLICIDAD

¿Cómo se realiza el Rito del Matrimonio católico?




La declaración de libertad, el consentimiento y la bendición nupcial, son los elementos básicos necesarios y determinantes en la realización del Sacramento del Matrimonio en la Iglesia Católica. Además, una parte esencial dentro del Rito la constituye la Bendición e intercambio de anillos y arras.







El Rito propiamente dicho comienza con la monición, en donde se exterioriza la voluntad de los contrayentes de convertirse en marido y mujer según los dogmas de la Fe Católica.


Después, el sacerdote o ministro realiza varias preguntas a los contrayentes con el fin de comprobar si han venido libremente y si tienen la voluntad de amarse y respetarse. Con la declaración de libertad se garantiza que los contrayentes lleguen al matrimonio, libres de violencia o temor y sin coacción.


Finalmente, llega el momento más solemne de la celebración: el consentimiento o intercambio de votos. Los contrayentes expresan su deseo de convertirse en esposa y esposo con el famoso “Sí, quiero”. Este es el elemento indispensable que hace realidad el matrimonio. Para este momento hay varias fórmulas que cada pareja podemos escoger con anterioridad.


El sacerdote o diácono que asiste a la celebración, en nombre de la Iglesia, recibe el consentimiento de los esposos y da la Bendición. Es precisamente la presencia de un Ministro de la Iglesia y de los testigos lo que determina que el matrimonio sea una realidad eclesial. Para que así conste, antes de finalizar la celebración, los novios, los padrinos, los testigos (que deben ser más de dos personas) y el sacerdote o ministro estampan su firma en el libro matrimonial.



PUBLICIDAD












PUBLICIDAD