LUNA DE MIEL

PUBLICIDAD

¿Cómo quiero que sea mi luna de miel?




Todas las novias responderemos que “deseamos que nuestra luna de miel sea inolvidable”.


El cómo hacerla inolvidable ha ido variando con el tiempo y depende de lo que cada quien desee o quiera. Hoy en día, la mayoría de las parejas no salen de viaje inmediatamente finalizada la boda, como se hacía tradicionalmente en tiempos pasados, ansiosos por llegar al primer momento de intimidad. Después de unos días de tanta actividad y tensiones generadas por los preparativos, la ceremonia y la recepción, algunos prefieren tomarse la noche de descanso y salir al día siguiente sin stress. Los hay quienes incluso deciden posponer su luna de miel para más adelante.


Los novios que hacen su recepción en un hotel, para esa primera noche, generalmente reciben la oferta de una habitación preparada adecuadamente con flores y champagne. Esto es muy conveniente sobre todo cuando hemos decidido viajar fuera del país o a sitios lejos de la ciudad, pues nos facilita el poder salir después hacia nuestro destino sin tensiones.


En realidad, no importa tanto a donde vayamos ni dónde pasemos esa primera noche, lo importante es que podamos convertir estos días en algo muy especial, lleno de romanticismo, donde las caricias, los consentimientos y el amor, sin nada más, sean los que predominen a toda hora.



PUBLICIDAD












PUBLICIDAD