LUNA DE MIEL

PUBLICIDAD

¿A dónde ir en mi luna de miel?




Para poder escoger a dónde ir de viaje de bodas, tenemos primero que conversar sobre qué tipo de luna de miel queremos. Esa es una decisión que tiene que tomar la pareja. Como todo lo demás, el dinero determina en gran medida sobre la decisión final.


Para los que el presupuesto no les resulta una dificultad, la luna de miel puede ser lo que quieran, incluyendo ese viaje alrededor del mundo con el que tanto han soñado. Para la mayoría, la elección del lugar dependerá de lo que cuesta el viaje. Hay tres opciones: viajar dentro del mismo país donde vivimos, viajar al exterior, o quedarnos en el nuevo hogar.







Si deseamos viajar dentro del país donde vivimos, debemos escoger entre las ofertas turísticas que existen para cada época del año. En un hotel, en un resort, en la ciudad, en el campo, en la playa, en las montañas, con o sin los planes de “todo incluido”. Buscando ofertas, calidad, servicios y especialización.


Si lo que queremos es viajar al exterior, podemos auxiliarnos de las diferentes agencias de viajes y escoger entre los paquetes turísticos que ellos ofrecen o podemos nosotros mismos hacer las reservaciones del transporte y del alojamiento. En cualquier caso, valoremos las posibilidades de tener “millas de viajes” acumuladas por el uso de tarjetas de crédito u otros servicios.


 Por último, la pareja puede decidir no viajar por múltiples motivos: dinero, trabajo, salud, familia, hijos… entonces, darán inicio a la “etapa de casados” de una vez en el nuevo hogar.



PUBLICIDAD












PUBLICIDAD